Make your own free website on Tripod.com

 

 

LA PERLA DE ALICANTE

 

 

 

 

Paseo Puerto

 

 

 

Alicante ciudad a orillas del Mediterráneo, capital de la costa blanca, cuyos moradores son muy dados a tradiciones arraigadas, a sentimientos encontrados, a reflexiones profundas y abiertos a todo tipo de sugerencias, es una urbe cosmopolita y turística, por su climatología, sus playas de arena blanca y su gastronomía sin igual, un lugar geográfico ideal, tocado por el dedo del Hacedor, para vivir o pasar unos días de descanso o vacaciones.

 

Pero nuestra ciudad y sus pobladores, son más que todo eso, hay una parte intima, espiritual que no se ve, pero se denota en el ambiente, una devoción profunda hacia la virgen de sus mayores, que los alicantinos y alicantinas, llevan dentro de sus almas, aflorando de manera especial, en estos días en los que se rinde culto, a la Madre del Creador, bajo la advocación de Maria del Remedio.

 

Alicante, como cualquier ciudad de España, tiene una vocación mariana muy enraizada y la virgen es muy importante en el día a día, de sus habitantes, acordándose de ella en momentos, tristes, alegres, de reflexión, de problemas sin resolver y como no, de triunfos y satisfacciones de todo tipo, es muy querida y venerada en esta tierra sirviendo de guía y estandarte, de nuestra fe y creencias más profundas.

 

Por eso los alicantinos y alicantinas, demuestran ese amor a su madre, con actos tan maravillosos como la ofrenda floral, que se celebra cada anualidad, en las hogueras de San Juan, además en este día especial dedicado a la Patrona, en el que la ciudad, se adorna con sus más preciadas galas, para rendirle culto y homenaje, siendo junto con la celebración de la Santa Faz y San Nicolás, las festividades con más carga y contenido espiritual, que tiene este pueblo.

 

Por lo tanto, vamos a celebrar todos, este día grande, en lo espiritual, venerando y honrando a la perla más preciada de la creación, a la estrella que luce día a día, para el pueblo alicantino, la Madre del Creador, elegida como patrona y alcaldesa perpetua de la ciudad, a la cual tenemos como apoyo en todos los momentos de la vida y a la que los moradores de esta villa, adoran con todo su ser, por este motivo, muchas mujeres de esta tierra han elegido el nombre de la Patrona, como suyo propio, llevándolo durante toda su vida, con el orgullo de lo que representa, como seña de identidad.

 

Este evento se conmemora cada año, con la misma alegría y devoción, que lo hacían nuestros mayores, siendo una festividad, en la que renace el alicantinismo, por todos los rincones de la urbe y las personas se unen, con un mismo y único ideal, venerar y honrar a la virgen de la “millor terra del mon”, Maria del Remedio. 

 

PUBLICADO EN LAS PROVINCIAS 04/08/2003