Make your own free website on Tripod.com

 

EL SEGURO

DE AUTOMÓVIL

 

A01.JPG (24775 bytes)

 

 

El ramo de automóvil, es el verdadero culpable de los resultados financieros negativos, de las aseguradoras, ya que su excesiva siniestralidad en general y sobre todo, la contratación de estas pólizas, en ciertos tramos de edad, ha provocado, que muchas de estas entidades, se nieguen a vender, este producto a un determinado segmento de la sociedad.

 

El seguro de suscripción obligatoria, tiene las garantías que la legislación española establece en materia de circulación de vehículos a motor, los capitales vigentes actualmente son, de 350.000 euros por victima, para daños personales y de 100.000 euros por siniestro, para daños materiales.

 

 Además del sso, también se contrata el apartado de responsabilidad civil complementaria, o seguro voluntario, cuyas garantías eran ilimitadas, hasta el 31 de marzo, reduciéndose ahora, a 50.000.000 de euros, para el conjunto de daños personales y materiales por siniestro.

 

Es importante aclarar, que este seguro se utiliza, cuando en un accidente de circulación, las indemnizaciones estipuladas, para los afectados, exceden de las garantías reseñadas, en el seguro de suscripción obligatoria, según la legislación vigente, en el momento de la ocurrencia del siniestro.

 

Además de estos dos apartados, en la póliza de automóvil, existen garantías, tan heterogéneas como, los daños propios, incendio, robo, defensa jurídica, reclamación de daños, insolvencia de terceros, asistencia en viaje, subsidio de retirada del permiso de conducir y sobre todo  la garantía de Ocupantes, que tiene como misión garantizar, la cobertura personal en caso de siniestro, al tomador, conductor y propietario del vehículo, así como los pasajeros que con él viajan.

 

Con este tope máximo de indemnizaciones, a perjudicados en  accidentes de circulación, las aseguradoras, tendrán más controlados los resultados siniestrales de sus carteras.

Este producto, es, el más comercializado por las compañías de seguros y el que la sociedad demanda con mayor intensidad, ya que cada vehículo que circula por nuestras carreteras y ciudades deben tener contratado como mínimo, el seguro de suscripción obligatoria.   

     

PUBLICADO LAS PROVINCIAS 07/04/2003