Make your own free website on Tripod.com

 

LISTOS PARA LA RECONQUISTA

 

 

La populosa barriada de José Antonio, va a celebrar estos días, con la solera y tradición que le caracteriza, sus fiestas de moros y cristianos.

 

En esta zona de la ciudad, todo esta preparado, para pasar unas jornadas de alegría y desenfreno popular. En los cuarteles de las comparsas, hay una actividad frenética, reuniones de coordinación para ultimar detalles y que todo este apunto, para que nada falle y todo salga perfecto.

 

En los domicilios de los festeros, se respira un ambiente denso de nerviosismo y solemnidad, los trajes y accesorios, se sacan del armario, comprobando todo, para que no falte ni un solo detalle, hay que planchar las capas, repasar los botones de las camisas, revisar el chaleco, dejarlo todo a punto inmaculado, ya que estos atuendos van a representar ese tiempo histórico, que se pretende escenificar.

 

Las calles y plazas ya están adornadas, el castillo plantado en el lugar tradicional, dispuesto a albergar a las huestes moras, hasta que llegue el día de la guerrilla, en el que las espadas y cimitarras se encontraran y los arcabuces hablaran con su voz poderosa, la rendición de los guerreros de la media luna, ya esta asegurada, él ejercito de la cruz, ha vencido reconquistando, el castillo usurpado, por el moro invasor.

 

Los festeros, ataviados con sus indumentarias, preparados para iniciar el desfile de la entrada, orgullosos, altivos, esultantes, con unos boatos de ensueño, las bandas de música, acompañando a cada fila, haciendo sonar en sus instrumentos, las marchas moras, los pasodobles. El cabo de escuadra, gallardo, señorial, poderoso, dirigiendo a su fila, de hombres o mujeres, eso da igual, todos viviendo estos momentos, de euforia contenida y alegría desbordada.

 

El barrio entero, conmemorando sus fiestas cuya tradición y arraigo son por todos conocidas, todos unidos, olvidando la cotidianidad del día a día, para celebrar estas jornadas, que recuerdan la reconquista de las tierras cristianas.

 

 Son unas fiestas, que tienen mucha fama, pero no solo en nuestra población, sino en la provincia y comunidad, ya que en estos dias, muchas personas se acercan a contemplar este escenario histórico, que nos traslada a través del tiempo, con actos tan maravillosos como, la entrada,  los alardos, las dianas y embajadas.

 

Por eso, en este caluroso mes de Agosto, que mejor idea, que trasladarse, a este rincón de la ciudad, para contemplar in situ, algún acto, o todos, de este acontecimiento coloristas y alegre, que nos brinda con todo su sabor, tradición y pureza, los moradores del barrio de José Antonio, que con estas fiestas ancestrales, demuestran su valía y tesón en este tipo de acontecimientos.     

 

PUBLICADO EN LAS PROVINCIAS 23/08/2003