Make your own free website on Tripod.com

EL MIBOR Y EL CONSUMIDOR

 

Hace unos años como cualquier ciudadano de este País me embarque en la penosa y a la vez placentera, compra de una vivienda, placentera, por la alegría que proporciona tener una vivienda tuya y penosa porque había que hipotecarse una cantidad de Años con una Entidad Bancaria, para poder pagarla. Había que pensar, muy mucho, que tipo de préstamo debía adquirir, a un interés Fijo o variable, opte, por una hipoteca variable, que en aquel momento conforme estaba la coyuntura económica y el precio del dinero, era muy interesante para cualquier consumidor, así que firme, una hipoteca variable, para un montón de año, siendo el factor elegido el MIBOR MAS UN PUNTO, que en esos años estaba de moda, menudo negocio creía que había hecho¡ que inocente!, el negocio lo había hecho la Entidad Bancaria, conmigo, no son nadie.

Pero enfin esta no es la cuestión, lo realmente grave, es que todas las Entidades de Crédito, cuando un consumidor, elige este tipo de hipoteca, firma en la escritura, un contrato de adhesión, con una seria de cláusulas que son abusivas e incluso denunciables y anticonstitucionales.

1. - Cláusula de redondeo¿ A favor de Quien?, del consumidor no, por supuesto, a favor del que más tiene, de la Entidad Bancaria.-

2. -Cláusula de revisión, que suele ser cada seis meses, pero tres meses antes, ya fijan el precio del préstamo, a priori, con lo que puede variar a favor o en contra del consumidor, el precio del recibo a pagar.

Son cláusula totalmente en contra del derecho del consumidor y a favor descaradamente de la Entidades Financieras, a las cuales este tipo de cláusulas, de usura total, les reportan unos beneficios, anuales importantes y suculentos.

Luego están todo tipo de comisiones y conceptos que se han inventado, para ganar dinero a costa de sus clientes y de los inocentes ahorradores, comisión por mantenimiento de la cuenta, comisión operativa, o sea cuantos más movimientos en tu cuenta, realizas más comisión te cobran. Quiere decirse que si seguimos por este camino, nos van a cobrar por dejarles nuestro dinero, encima, de que negocian, con él.

Menos mal que algún ciudadano, cansado de tanto abuso, a puesto estos asuntos en manos de la justicia, ganando y dándole la razón, frente a la todo poderosa CAJAMADRID, esperemos que cunda el ejemplo y que el consumidor, sé de cuenta, que no se le puede avasallar, económicamente de esa manera, como pretenden las Entidades Financieras de nuestro país, que lo que deben hacer, es ganar menos dinero y apoyar más a sus clientes y pequeños ahorradores, que es la fuente de sus ingresos y los que les están dando de comer.

 

Fdo. Manuel Esteban Lozano