Make your own free website on Tripod.com

EL AMANECER A LA VIDA

 

Que maravilloso es ver, amanecer en la orilla del mar, cuando empiezan a salir los primeros destellos de luz y se divisa a pocos metros, la inmensidad y grandeza del mismo y te hace pensar, que grande es ese Ser Superior, que algunos pretenden ignorar.

Que luz más brillante e inmensa que ilumina, a los hombres, todos los días y que es, un reloj, que no se atrasa y que tiene que llegar con puntualidad a la Humanidad.

Que lastima que haya personas, que no sepan apreciar ese Don tan preciado, que el Creador nos proporciona diariamente, la luz, el aire, el mar, la vida y todas las cosas bellas que envuelven nuestro mundo.

Hay seres, porque no se les puede llamar de otra forma, que enturbian todo este conjunto, de cosas bellas y preciosas que tenemos, por sus egoísmos, sus envidias, su fanatismo, sus odios, personas que están abocadas, a la oscuridad, del crimen, al terrorismo, fanático e irracional.

Aprovechar este Don tan preciado, que es la Vida, es el único agradecimiento, que espera Ese, del que se habla pero no se ve, Ese que esta guiando nuestros pasos, dejándonos en completa libertad y que nosotros interpretamos como libertinaje, ese Ser Supremo, que tarde o temprano tendremos que oír.

Por eso tenemos que ser conscientes y escuchar más veces la voz de nuestro corazón y de nuestra conciencia, porque esa voz es ÉL, que nos guía en momentos dífiles, que muchas veces nos aconseja y que no queremos escucharle, por vanidad por orgullo, por cobardía, por vergüenza, por miedo.

Tenemos que hacer más caso a nuestra razón, a nuestro corazón, de bien nacidos de humanos y admitir que la vida es frágil, hermosa y nadie en nombre de sus ideas, religión o modo de vida, o millones de argumentos más, tiene derecho a arrevatarnosla, por lo tanto tenemos que apostar fuerte y claro por la VIDA, LA LIBERTAD Y LA PAZ.

 

 

 

Fdo. Manuel Esteban Lozano