Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

MOROS Y CRISTIANOS

 

 

 

 

 

 

Como villenero de pura cepa que soy, me cuesta muy poco y además me es grato, comunicar por el este medio, las palabras que fluyen de mi mente, traducidas, en letras, teniendo la satisfacción personal, que me brinda Las Provincias de Alicante, de poder expresar públicamente mis opiniones, voy ha aprovechar esta columna para escribir un tema que me apasiona y del cual me deleito, escribiendo letra a letra, las Fiestas de Moros y Cristianos, que se reparten y celebran por toda la geografía de nuestra Comunidad y sobre todo, en nuestra Provincia, desde Villajoyosa a Alcoy, de Villena a Caudete y Bañeres, desde la Costa al Interior.

 

En cada Pueblo se celebran con sus propias peculiaridades, pero eso sí, con puntos comunes e intocables, la escenificación de la Reconquista por las huestes cristianas al Moro usurpador, pueblo a pueblo, villa a villa, castillo a castillo, así hasta alcanzar el triunfo total.

 

Los elementos comunes de nuestras fiestas son el arcabuz o trabuco y la pólvora que adorna con su estruendo, haciendo más real este tipo de eventos, los trajes vistosos y regios, llenos, de hasta los mínimos detalles de la época que intentan representar y que cada festero o festera lucen con esplendor, con orgullo, con solera, con tradición, en las Fiestas, cada cual de su Pueblo.

 

Las Fiestas de Moros y Cristianos, normalmente se celebran en honor de la Virgen o algún Santo, sírvanos de ejemplo las de Villena en Honor de esa Virgen Morena, María de las Virtudes, en Alcoy en honor a San Jorge, en la vecina Población de San Vicente del Raspeig, en honor al Santo Grande, San Vicente Ferrer y así podría enumera multitud de poblaciones de nuestra Provincia.

 

 

Por lo tanto nuestras famosas y renombradas Fiestas, a parte de su parte histórica lúdica y de espectáculo, que hace que propios y visitantes, se queden alucinados viendo los Desfiles, la Entrada Mora y Cristiana, La Cabalgata Nocturna, los alardos, las embajadas con disparos de arcabuceria y así multitud de actos, que hacen que estas Fiestas se vivan, se sientan muy dentro del que participa y se vea involucrado en la magia de estos días y que provocan que los hombres y mujeres  de nuestra tierra, cumplan con esta tradición ancestral, vistiendo los colores de alguna Comparsa o fila, siendo lo mismo que sea Mora o Cristiana, lo importante es participar, con ilusión, con entusiasmo y con las ganas que caracteriza a los habitantes de esta tierra Mediterránea, que conserva y practica cada año, una de sus Fiestas con más solera en nuestra Comunidad y que su fama traspasa fronteras.

 

Publicado en las Provincias

07/04/2002