Make your own free website on Tripod.com

LA LIBRE COMPETENCIA

 

Estamos viviendo en un país capitalista-occidental y de libre competencia, en todos los sectores, por lo menos asi debía de ser, todos los países de la Unión Europea, junto a Estados Unidos, maestro en estos asuntos, son los que mueven parte de la riqueza mundial y donde la ley de la oferta y la demanda es utilizada continuamente. Pero me voy a centrar en lo que pasa en nuestro País. Hay sectores como el de Seguros, cuya competencia es feroz, entre Compañías Tradicionales, las de siempre y las de nueva generación que implantan la venta directa por teléfono cuyas primas son mucho más baratas y atractivas para el consumidor, que piensa solo en ahorrarse unas pesetas, no en comparar, precio, servicio y calidad, ya que venden el seguro muy cómodo y fácil de ejecutarse para el ciudadano, por otro lado tenemos a las Compañías de siempre, las de toda la vida, cuya venta del seguro se ejecuta por el Mediador Profesional o las Sucursales propias de las Entidades, cuyos precios son quizás y no en todos los casos un poco más caros, y es aquí donde esta, el Mediador Profesional de Seguros, atendiendo personalmente al consumidor, ofertándole lo que más le conviene para garantizar con el mejor seguro, lo que el consumidor necesita, con ese buen hacer y espíritu de servicio, que les caracteriza. Tenemos otro sector, que pasa mucho de la libre competencia, como es, el de las petroleras, que se ponen de acuerdo para vender sus productos al mismo precio, gasolina, gasóleo y al tratarse de un sector puntero en la sociedad, lo único que hace es perjudicar al ciudadano, con esos pactos de conveniencia y de esta manera, estos mastodontes de la economía, pueden llenar sus arcas con mayor rapidez y seguridad. Tenemos también las grandes superficies, que pretenden hundir al pequeño comercio, con precios de escándalo en algunos de los productos que comercializan, con su ampliación continuada de horarios, con sus propuestas de abrir más domingos al año, para que los comercios pequeños y familiares no puedan seguir esta política de las grandes superficies y dejen de existir. Por otro lado la proliferación de compañías de telefonía, móvil y tradicional que tienen al consumidor desorientado, con tantas ofertas, con tantos planes, con tantas diferentes y diversificadas formas de llevarse al huerto a la cantidad mayor de población. Por lo tanto estamos atravesando unos años de verdadero consumismo exagerado y Competencia Libre y muchas veces desleal, que lo único que pretende, no es que el consumidor se beneficie de nada, sino de llenarse los bolsillos, las grandes multinacionales de cualquier sector, si es preciso desprestigiando los productos de la Competencia, aunque aun tenemos bastante que aprender, ya que en Estados Unidos, es parecido que aquí, pero a lo grande, menos mal que los consumidores nos vamos educando y sabemos que nadie ofrece, como decían antes, ¡ DUROS A PESETAS!.

PUBLICADO DIARIO INFORMACIÓN DE ALICANTE

FECHA 10/06/2000

Fdo. Manuel Esteban Lozano