Make your own free website on Tripod.com

EL HOMBRE DEL SIGLO XXI

 

La Sociedad evoluciona a un ritmo frenético y super acelerado y por lo tanto con esta rapidez, mucho de los valores éticos o morales de nuestros abuelos se van quedando obsoletos y aparcados por falta de enseñantes que expliquen a esta juventud, que tenemos con tantas ansias de saber y de comerse el mundo, pero sin ningún tipo de experiencia y con un fondo, que en muchas ocasiones por falta de afecto familiar, por falta de una cultura ética y moral en los centros educativos, ese joven, puede ser una fachada hueca, que posteriormente en todos los ordenes de la vida, puede hacerle falta ese espacio interior no rellenado ¿ por culpa de quien? ¡ A SABER! .

¿Quién sabe que quiere decir ética?.Bueno y si utilizas la palabra moral, ni te cuento, y sobre todo la frase de nuestros padres, que para nuestros hijos es de una época obsoleta y caduca, ¡ BUENAS COSTUMBRES!, Claro que entendemos por buenas costumbres, las costumbres de los años 60, no tienen nada que ver con las de los años 90, ni las de nuestro nuevo año 2000. Esta claro que el hombre del siglo pasado era místico, espiritual, posiblemente se pasaba bastante, pero el hombre actual es demasiado materialista y muchas veces sin nada o casi nada, de esa parte del ser humano, tan necesaria, en todos los ordenes de la vida, que hace a una persona ser integra, completa, tanto en su lado humano físico, como en su lado sobrenatural y espiritual que hace que sea más persona, que comprenda mucho mejor a los demás, que sea un poco mas altruista y tenga mayor espíritu de servicio, si todo esto se complementara, formando un cóctel, perfecto, llegaríamos en el mundo a ser mucho mejores y no crearíamos los problemas que nos creamos, los unos a los otros. Por eso seria muy interesante enseñar un poco más el significado a nuestros retoños, cada uno en su ámbito, profesional, laboral, económico, el amplio significado de las palabras ÉTICA O MORAL, aunque estén en desuso, pues aun Hay muchas personas que las guardan con mucho celo, dentro de su personalidad, del día a día, haciéndolas baluarte y guía de su vida cotidiana y del trato con los demás.

O lo que decían nuestros abuelos "las buenas Costumbres" de las cuales la Sociedad actual esta tan carente y haría falta muchas veces, aunque fuera en pequeñas dosis, esto provocaría que la persona fuera más respetuosa, con el trato hacia los demás y el respeto mutuo.

Fdo. Manuel Esteban Lozano