Make your own free website on Tripod.com

 

EL REGRESO A LAS AULAS

 

 

 

Una vez terminado el período estival, llega el mes menos deseado por padres e hijos, se   inicia de nuevo el ciclo escolar y con él, la monotonía del día a día, el odioso despertador que suena de nuevo, la vuelta al trabajo, a la obligación, al deber diario y al colegió, que es lo mismo para los más pequeños de la casa.

 

Los padres o tutores, deben tener dispuestas las previsiones económicas, pues el desembolso para la compra de libros, material escolar, uniformes, carteras, mochilas y todo tipo de accesorios académicos, van a provocar que los bolsillos de los progenitores, queden bastante tocados.

 

 El importe que se va a desembolsar aproximadamente, para todos estos menesteres, por cada niño, puede ascender de 170 a 200 euros en primaria, secundaria o bachillerato y si se trata de universitarios, esta cifra con la matricula de la facultad elegida, oscilara sin miedo a equivocarse, de 500 a 600 euros de media, eso multiplicado por dos o tres niños o adolescentes, que conforman una familia, la cifra resultante es muy respetable y difícil de asimilar, por la economía de una familia de clase media.

 

 

Por lo tanto para los padres este mes de septiembre, es peor que la temida cuesta de enero, pues después de haberse gastado la paga extraordinaria de Junio, en las vacaciones y sin dar tiempo ha reponerse, hay que volver a dejar casi vacías, las arcas  familiares.

 

 

 

Pero no hay problema, para eso se crearon las becas de ayuda para libros, son tantos los requisitos que se exigen, que las personas que las pueden pedir, se asustan de tantos datos que hay que rellenar y documentos que aportar, que renuncian a solicitarlas y además con la referencia exigible de ingresos máximos percibidos en la unidad familiar o renta, es casi imposible, que con los importes referenciados por la administración, una familia pueda vivir dignamente.¿Cómo van a poder pagar, esas cantidades desorbitadas en libros de texto, material escolar y accesorios varios?.

 

En algunos países de la Unión Europea, este problema lo tienen resuelto hace bastantes años, con la gratuidad de este tipo de libros, ya que es un factor muy importante, que agrava la economía de una familia media, en nuestro país, siendo este mes del calendario, un periodo de tiempo muy difícil de superar y fácil de recordar, sobre todo para los padres de niños o adolescentes en edad escolar.

 

PUBLICADO EN LAS PROVINCIAS 14/09/2003