Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

LOS ARCABUCES  Y LA FIESTA

 

 

 

 

 

Estamos viviendo, en una tierra marcada por infinidad de peculiaridades y costumbres arraigadas, de tal forma, que muchas personas hemos nacido mamando, esta forma de ver y vivir los acontecimientos, que nos han enseñando nuestros mayores, sus formas de hablar con dejes, característicos, el bilingüismo que convive en nuestra Comunidad, en la cual tenemos, multitud de exponentes, por ejemplo, en Villena se habla el castellano y a solo siete Kms. En Biar, se habla el valenciano de la montaña y sin embargo los dos Pueblos están hermanados, por infinidad y diversidad de cuestiones, hasta comparten, La Mahoma, que es la efigie mora, que es, parte esencial y primordial de sus Fiestas de Moros y Cristianos, compartiéndola unos seis meses cada Población.

 

Pero bueno, lo que pretendo con este texto, es darle protagonismo, a uno de los complementos imprescindibles, en las celebraciones de estas Fiestas de Moros y Cristianos, en cualquier pueblo de nuestra Comunidad, estoy describiendo, como es de suponer, al máximo exponente ” EL ARCABUZ o TRABUCO” como lo denominan en otras Fiestas de Moros y Cristianos de otras provincias, como son las que se celebran en CAUDETE (ALBACETE).

 

Esta arma, que se utiliza, con un fin, de alegría, de regocijo, de celebración histórica, también, desgraciadamente su mal uso, por personas, no preparadas, ni educadas apropiadamente, para su manejo, ha ocasionado accidentes, que muchas veces han sido luctuosos, recordemos el más reciente de la vecina Población de Villajoyosa, aunque la culpa, normalmente no es del arcabuz, sino de la pólvora, que o bien no se sabe introducir con las medidas pertinentes, o bien esta mal empaquetada, o el pistón no se pone bien en el arcabuz, o multitud de imprudencias.

 

Menos mal que ahora, hay una Legislación Especial, para el uso de este tipo de Armas, en las celebraciones de nuestras maravillosas Fiestas, en las cuales se intenta reconstruir con la máxima veracidad histórica, el escenario, de la Reconquista Cristiana, al Moro Usurpador.

 

 

 

Por tanto nuestras Fiestas, sin su protagonista EL ARCABUZ, boca ancha, o el TRABUCO, boca estrecha y sin la pólvora, bien utilizada, no serian nada, no tendrían esa alegría que conlleva salir de festero de Moro o Cristiano, eso da igual, lo importante es conservar, esas tradiciones ancestrales, que nos dejaron nuestros mayores, en Pueblos  de nuestra tierra, tan importantes y que tienen tanto peso específicos, por si solos, como Villena, Alcoy, Bañeres, Benejama y el Pueblecito olvidado y que desde hace unos años, por su famosa Representación del Tratado de Admirra, ha salido del anonimato, hablo del Campet o Campo de Mirra, como lo denominamos en Villena.

 

Por lo tanto, como en muchas más cosas, hemos tenido la suerte de nacer, en una de las Comunidades más prosperas de España, pero no solo, en el aspecto económico o social, sino en la riqueza y variedad de costumbres, idiosincrasia y peculiaridades de sus gentes.

 

Publicado en las Provincias

11/03/2002