Make your own free website on Tripod.com

 

 ALICANTE Y SAN NICOLAS

 

 

 

 

Nuestra ciudad ya esta preparada, para celebrar un año más sus fiestas de moros y cristianos en honor a su Patrón San Nicolás, ese hombre convertido en Santo de los niños y los marineros, con una popularidad sobresaliente en Europa, siendo el protagonista en muchas ciudades, como Nápoles y Sicilia, (Italia) Campen (Holanda), Freiburg (Suiza), etc. Llego la fama a tal extremo entre los marineros, que se guiaban por la Estrella del Santo, que cuando iban a partir en sus embarcaciones para ejercer el noble oficio de pescador, se gritaban unos a  otros, “que San Nicolás gobierne el timón.”

 

Aprovechando esta festividad, Alicante se viste con sus mejores galas, el centro de nuestra población y sus principales arterias, se adornan con arcos de luz que iluminaran las noches, para que los desfiles llenos de colorido, alegría y suntuosidad realcen esos atuendos cuyo brillo y poderío hablan por sí mismo. El bando moro y el cristiano con sus  boatos, seguidos por todas las comparsas en desfile marcial  y sus respectivas bandas de música, sonando por la Rambla los acordes de Chimo o el pasodoble Paquito el Chocolatero, todos unidos como una piña, dándolo todo por la fiesta, llamando la atención  de propios y foráneos.

 

Uno de los principales actos de esta celebración, es la procesión, donde los participantes demuestran a San Nicolás su devoción más ferviente como alicantinos y alicantinas que guardan celosamente las tradiciones que han heredado de sus antepasados.

 

Este evento, junto con la Santa Faz y la Virgen del Remedio, esta cargado de un peso espiritual y de fe muy poderoso que comparte todo el pueblo de Alicante.

 

Los festeros que desfilan por nuestras calles, con esa experiencia y buen hacer que les caracteriza tan entrañable, provocan que nuestra villa se convierta en el escenario histórico que se pretende reproducir, la reconquista de nuestro territorio por parte de las huestes cristianas y la expulsión del moro infiel.

 

San Nicolás es tan apreciado en toda Europa, que cuando lleguen esos días tan íntimos de la Navidad, se encargara, junto a Santa Claus y Papá Noel, de repartir los regalos y juguetes, entre los niños, proporcionándoles una alegría tan sublime que  no olvidaran nunca.

 

Por eso Alicante y sus  habitantes se sienten muy orgullos de tener como Patrón a San Nicolás, el obispo bueno, el Santo de los niños y los marineros con su propia Estrella brillando en el Universo.

     

PUBLICADO EN LAS PROVINCIAS DE ALICANTE 2/12/2002